deckstool

Ahora que se acerca MULAFEST, en el que nos invadirán los skaters y otros recuperaremos nuestras antiguas patinetas guardadas desde hace años, nos parece apropiado hablar de qué hacer con la vieja tabla de madera de la que nos cuesta tanto deshacernos a algunos nostálgicos.

Y es que cuando un skate se rompe, no hay más remedio que deshacerse de él. Esa es la idea que la gran mayoría tenía, o al menos los que no son tan fanáticos del patinaje ni tan hábiles con las manos como para arreglarlo. Sin embargo, algunas iniciativas nos llevarían, sin dudarlo, la contraria: este es el caso de Deckstool y Brank Sunglasses, dos empresas que decidieron cambiarle la cara a esos viejos skates y otorgarles una singular nueva vida.

06_blog_2014.06.11_03

Dos hermanos decidieron transformar la tristeza de perder su skate y lo convirtieron en un objeto decoración. Así nació Deckstool, creada por Jason y Adam Podlaski, que se dedica a recolectar patinetas dañadas en los territorios de Estados Unidos y Canadá, reciclarlas y convertirlas en colgadores, mesas, sillas o bancos.

Los diseños juegan con los colores de las tablas e intentan hacerlos resaltar de la madera pero sin perder los daños propios del skate que ante todo, cuentan la historia de este objeto ahora transformado.

06_blog_2014.06.11_05

Pero no tenemos que ir tan lejos para saber que hacer con nuestro skate. Brak Sunglasses, creada mediante la colaboración entre Oihana Etxegibel y Jimmy Bracaglia, una pareja de Durango (Euskadi), convierten patinetes en monturas de gafas. La idea surgió en 2012, cuando Bracaglia se cruzó en Internet con un vídeo de un japonés que fabricaba monturas artesanales utilizando la madera como material principal. Aquel vídeo desató su ingenio y quiso unir ese nuevo descubrimiento a su gran pasión: el skate. Pensó en hacer uso de la tabla de las patinetas para fabricar monturas modernas y a la vez respetuosas con el medio ambiente.

Desde luego, grandes ideas para nostálgicos.